Fajas para embarazadas: consejos

Fajas para embarazadas

Fajas para embarazadas: consejos. El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer. Sin embargo, el aumento de peso en la zona abdominal a causa del crecimiento y desarrollo del bebé puede traer consecuencias e incomodidades para la madre.

Es por esa razón que se han diseñado las fajas para embarazadas, las cuales cumplen con la función de ayudarle a soportar el peso del bebé, aumentar su equilibrio, corregir su postura y en general, ofrecerle soporte durante el desarrollo del embarazo, e incluso, cuando ya ha dado a luz, ayudarle a recuperar la figura original de manera acelerada.

Fajas en el embarazo: Cuándo, cómo y por qué utilizar este tipo de fajas

Las fajas en el embarazo pueden utilizarse a lo largo del periodo de gestación. Sin embargo, son más recomendadas durante las últimas semanas de embarazo, cuando las mujeres se encuentran más activas realizando los preparativos previos al alumbramiento, lo cual suele suponer un esfuerzo extra.

Además de servir como soporte lumbar y aliviar los dolores de espalda causados por el peso del bebé, las fajas para embarazadas se debe utilizar debido a las siguientes razones:

  • Alivian los dolores y molestias de la zona lumbar y la espalda en general.
  • El peso de la barriga causa incomodidades sobre el nervio ciático, y el uso de fajas para embarazadas disminuye la sensación de dolor al mejorar la postura de a columna.
  • Permite que la mamá controle mejor el peso de la barriga y las incomodidades que suelen generarse conforme avanzan las semanas del embarazo.
  • Se adaptan al crecimiento de la barriga y son totalmente seguras para el bebé, además de ser simples de utilizar.

Para qué sirve la faja de embarazo y si representa un peligro para nuestro bebé

Fajas de embarazada

El objetivo general de utilizar una faja de embarazo, es aliviar todos los problemas relacionados con la gestación, en referencia al peso del bebé. Las fajas permiten que la mujer pueda desempeñar sus actividades diarias de una manera segura, con menos dolor, incomodidad y daño sobre la espalda.

Son adecuadas también en aquellos casos de embarazo de alto riesgo, ya que brindan soporte y disminuyen la posibilidad de un aborto espontáneo en medio de la rutina diaria.

Es importan que la faja seleccionada se adapte bien al tamaño y peso de la madre y la forma de la barriga, siempre consultando previamente con el especialista de cabecera.

Te hacemos las siguientes recomendaciones a la hora de usar fajas durante el embarazo

Las fajas para embarazadas son fáciles de usar. Te pueden reportar muchos beneficios pero, es importante saber cómo usarlas para su uso correcto. Te vamos a dejar unas sencillas recomendaciones para que saques el máximo beneficio a tu faja de embarazo:

  • Debes usar únicamente fajas para el embarazo que sean específicamente destinadas para ello. 
  • La faja para embarazadas deben de usarse a partir del segundo trimestre, normalmente a partir de la semana 25 de gestación, cuando los cambios en el cuerpo son más evidentes, el abdomen comienza a distenderse notoriamente y la curvatura lumbar de la espalda aumenta.
  • Alivian molestias. Este tipo de fajas para embarazadas ayudan a sobrellevar dichas molestias, ayudando a los músculos abdominales, permitiendo mantener una postura adecuada y disminuyendo la tensión de los ligamentos.
  • Busca tu talla correcta. Debes evitar que la faja sea incómoda para ti. Para ello debes encontrar la faja que mejor te vaya, eligiendo tu tuya correcta. De ese modo obtendrás una sujeción y presión adecuadas, sin que te llegue a generar molestias.
  • Usa tu faja para el embarazo durante unas horas al día. Debes limitar su uso, ya que no se recomienda llevarla durante las 24 horas del día, no porque sea un riesgo para el bebé, sino porque nuestros músculos abdominales no deben verse forzados.

Ante cualquier duda, siempre es aconsejable consultar con tu médico o especialista. La elección de la talla correcta de tu faja de embarazo es importante, ya que éste debe adaptarse a tu barriga.

Elige la faja de embarazo que más te guste